MicroISIS - Diecinueve años de historia


Un sistema gratuito multilingue, que facilita el intercambio de información y la cooperación a nivel Internacional.

En 1980 la UNESCO, dentro de las actividades del Programa General de información, decide iniciar un plan de apoyo a la informatización de Bibliotecas, especialmente dirigido a aquellas de los países en vias de desarrollo, de las que era presumible carecerían de recursos económicos para implantar los paquetes comerciales que ya se habían introducido en países mas avanzados.

Por entonces UNESCO disponía de un sistema informatico, diseñado para grandes ordenadores, ordenadores mainframe, cuyas capacidades se acoplaban perfectamente a los planes diseñados. Solamente había que adaptarlo para que funcionase en microordenadores que estuviesen al alcance de las bibliotecas.

El primer antecedente de dicho programa, nace a finales de 1960, con el desarrollo en la Oficina lnternacional del Trabajo, de un juego de programas informáticos llamado ISIS (Integrated Set for Information System), diseñado para un ordenador mainframe, en un IBM 360-30, que corría bajo el sistema operativo DOS. Con dicho programa se gestionaba el complejo archivo de la OIT, así como los extensos fondos documentales de la misma. La OIT cedió dicho paquete informatico a cuantas instituciones relacionadas con su actividad se lo solicitaron.

Paralelamente, UNESCO desarrollo otro sistema de gestión documental Ilamado CDS (Computarized Documentation System), que instalo en su mainframe, un ICL de la serie 1900. Naturalmente la falta de normalización característica de los equipos informáticos de la epoca, hacían incompatibles ambos sistemas, que fueron utilizados por ambas organizaciones de forma independiente, hasta que en 1975 la UNESCO decidió renovar sus equipos informáticos y pasar de ICL a IBM.

Surgieron entonces grandes dificultades para instalar el antiguo programa CDS en los nuevos equipos IBM, lo que llevo a UNESCO a solicitar a la OIT la cesión de su juego de programas ISIS, que tuvo que sufrir las adaptaciones pertinentes para que corriese bajo el nuevo sistema operativo de los modernos mainframe de IBM, MVS (OS1), y pudiese leer la información almacenada en los discos de sus antiguos equipos ICL.

En dicha adaptación se produjo un maridaje entre ambos sistemas, CDS de la UNESCO e ISIS de la OIT dando lugar a un nuevo producto que se Ilamo CDS/ISIS, diseñada, según se ha señalado anteriormente para mainframes con sistema operativo MVS. Un año antes, en 1974, la OIT cedió la versión DOS de su programa ISIS al international Development Research Center de Canada, que entre 1976 y 1977 desarrollo una versión de ISIS, Ilamada MINI-ISIS, diseñada para miniordenadores Hewlett-Packard de la serie 3000, que fue entregada a la OIT La nueva versión MINI- ISIS fue a partir de entonces adoptada por dicha organización en sustitución del antiguo ISIS. Hasta entonces UNESCO y OIT seguían la política de ceder sus programas a aquellas instituciones relacionadas con sus fines.

A finales de 1977 la OIT tuvo que abandonar dicha política por falta de recursos suficientes, y pidió a UNESCO que fuese ella quien continuase la distribución de ISIS y MINI-ISIS. Hasta entonces la OIT había distribuido copias de sus programas a unas 50 instituciones de todo el mundo.

A principios de los ochenta, algunos de los usuarios de la versión mainframe del CDS/ISIS de la UNESCO, solicitaron a esta el desarrollo de una versión que fuese capaz de correr en los microordenadores que empezaban a aparecer en el mercado. Entre 1982 y 1983 se trabajo en una versión de CDS/ISIS para una maquina PDPl1 de DEC, que fue adaptada a Microordenadores IBM cuando se anuncio la salida al mercado de las maquinas IBM-PC.

La primera versión de MICROISIS (nombre más extendido entre los países de habla hispana de la versión CDS/ISIS para ordenadores personales) corrió por primera vez en un equipo IBM PC-XT de 150 Kb de memoria y 1OMb de disco duro y fue presentada en una reunión de usuarios de la versión mainframe celebrada en 1985 en Buenos Aires.

A partir de entonces se inicio la distribución del programa tal como lo conocemos hoy en su versión 1.0. Solamente en el primer año la UNESCO distribuyo 1000 copias del nuevo paquete que tuvo una excelente aceptación en bibliotecas e instituciones de todo el mundo. Tal fue así que UNESCO pronto se enfrento a la imposibilidad de soportar la cargas de difusión, que comportaban costes de edición, tiempo y personal dedicado a dichas funciones.

Esta situación llevo a UNESCO a recurrir a la política que ya se había implantado en la distribución de las sucesivas versiones mainframe, es decir, ceder su difusión a Distribuidores, que son instituciones generalmente relacionadas con los fines y objetivos del PGI, que, con caracter voluntario se hacen cargo de dicha distribución Hoy en día existen mas de 100 Distribuidores en todas las partes del mundo, que según criterios de la propia UNESCO se engloban en tres categorías:

La primera versión MICROISIS fue en realidad un conjunto de seis programas independientes que manejaban archivos comunes. Así para pasar de una función a otra había que cerrar un modulo y abrir otro. Además, el programa se servia "tal como era", es decir, el programa hacia lo que hacia y no permitía que el usuario pudiese diseñar aplicaciones particulares. Era lo que Ilamamos un paquete cerrado.

Pero en aquella versión se contenía ya toda la filosofía que ha regido el desarrollo de las versiones posteriores, incluyendo todas las funciones necesarias para un paquete de gestión documental. De esta forma el paquete original, destinado a ser distribuido internacionalmente contenía los módulos característicos de la versión actual:

Como decíamos antes, la versión 1.0 era un paquete cerrado lo que origino que gran numero de usuarios solicitaran al Manager de productos informáticos de PGI, Sr. Gian Paolo del Biggio que MICROISIS dispusiese de herramientas que flexibilizasen las aplicaciones del programa.

Se añadió un nuevo modulo, ISIS.PAS, que integraba determinadas funciones de programación Pascal en el programa fuente de CDS/ISIS. Se acoplaron los distintos rnodulos de la versión 1.0 como opciones de menú del programa principal y así nació en 1989 la versión 2.3 concebida con la siguiente filosofía:

De esta manera, el programa contenía ya un modulo que permitía el diseño de aplicaciones especificas a medida del usuario. Desde entonces, son numerosisimas las distintas aplicaciones que en un lugar u otro se han ido diseñando, de tal manera que se ha puesto de manifiesto la necesidad de crear una base de datos con información sobre dichas aplicaciones, tarea que ha sido asumida por el departamento de formación informática de la Oficina lnternacional de la Educación con sede en Ginebra.

Algunas de dichas aplicaciones han sido incluidas en la ultima versión oficial de MICROISIS, que aparecía formalmente a mediados de 1992. Dicha versión, MICROSIS 3.07, incluye algunos de los desarrollos mas solicitados por entonces a UNESCO, fundamentalmente la posibilidad de funcionar en red. Recientemente dicha versión ha sido desarrollada dando lugar a la actual versión de distribución oficial MICROISIS 3.08

A solicitud de numerosos usuarios y ante el reciente desarrollo de los sistemas de intercomunicación se desarrollaron versiones de Microisis para máquinas UNIX, así como una nueva versión cién por cién compatible con la versión tradicional de MS-DOS, desarrollada en entorno gráfico para WINDOWS que ha sido testada en W-3.1, W-95 y W-NT. Estos avances han conducido a nuevos desarrollos que permiten a los usuarios el poder difundir las bases de datos creadas en ISIS a través de INTERNET.

Hasta aqui lo referido a la historia de MICROISIS, hablemos ahora de sus usuarios.

El numero de usuarios "oficiales" a finales de 1997 se cifraba en 24.000 aproximadamente, concentrándose en países en vias de desarrollo así como en un importante grupo Europeo: Italia (2.400 usuarios), Francia (1.800), Reino Unido (1.200), así como un importante grupo distribuido entre los antiguos países del este. 18.000 es el numero de licencias formalmente registradas en las oficinas de la UNESCO en Paris, y naturalmente no se corresponde con el numero total de copias del programa en circulación que según estimaciones de la misma UNESCO, se pueden cifrar en unas 25.000.